Dic 292011
 

Logo de Manuel Sierra¿Dejamos que roben Babia? ( Diario de León – 29/12/2011 ) Tribuna en el Diario de León.

¿Dejamos que roben Babia?

Carlos González-Antón Álvarez. Presidente de la Asociación Montaña de Babia y Luna 29/12/2011

La pasividad de todas las Administraciones públicas de Castilla y León en el conflicto del Puerto de Pinos ya es más que preocupante, pues no sólo mantienen una situación de ilegalidad, sino que están permitiendo un deterioro de la economía de Babia, ya maltrecha y que sólo tiene futuro en la ganadería extensiva y el turismo. Es muy grave que los políticos hayan estado mirando todos estos años para otro lado como si no pasara nada y los problemas se solucionaran solos. Sin embargo, no ha sucedido esto, se están agravando pues al no atajar la raíz del conflicto, la situación se complica y los ganaderos de Babia se empobrecen cada año más.

¿Qué ha sucedido en Babia todos estos años? En primer lugar, que quienes tenían que defender los intereses de los ganaderos y de los pueblos desde el Ayuntamiento de San Emiliano han estado preocupados de otras cosas, al parecer más lucrativas, según sale en la prensa estos días. Así, y como ha dicho el Procurador del Común, el Ayuntamiento de San Emiliano no ha ejercido sus competencias de control, urbanísticas en especial, permitiendo actividades de Mieres en Babia de forma ilegal. Pero es que, y resulta más grave, el que fuera muchas legislaturas alcalde de San Emiliano, buen conocedor de la problemática de los ganaderos, por su cargo público de veterinario de la Junta de Castilla y León y por su actual pretensión de presidir la Asociación empresarial del Hispano-Bretón, jamás asumió, mientras fue alcalde y como tal, la defensa de los intereses de Babia ante la colonización de Asturias. Al menos, nunca lo hizo público.

Por su parte, la Diputación de León tiene el mérito de haber realizado el informe sobre la valoración del Puerto de Pinos para su expropiación, a instancias del presidente Javier García Prieto; pero una vez acabado el estudio, se acabó el apoyo, a pesar de conocer la ilegalidad de la situación.

La Junta de Castilla y León, que es la Administración con más competencias afectadas, está viendo cómo una entidad asturiana campa a sus anchas en su territorio y no ha querido enterarse, no sea que tuviese que actuar y gastar algo de dinero en Babia. Ni la anterior consejera de Medio Ambiente se enteró que la Ley de Montes que aprobaba le estaba dando competencias administrativas a Mieres, ni tampoco quiso hacer nada por evitarlo.

Tampoco la consejera de Agricultura y Ganadería ha impedido que Mieres fomente la ganadería asturiana con fondos públicos en nuestro territorio, alquilando montes por más de 30.000 euros anuales, desplazando a los ganaderos de Babia, que no pueden alcanzar el poderío financiero de un Ayuntamiento como Mieres. Ni siquiera la Confederación Hidrográfica del Duero ejerce sus competencias y permite obras y vertidos sin ningún tipo de rubor, afirmando que no sabe quien hizo las obras. Sin embargo, sí trata con absoluto rigor a las Comunidades de Regantes de Babia si se descuidan, en un trato discriminatorio y arbitrario.

En fin, las juntas vecinales de Babia han estado solas durante más de ochenta años y siguen estándolo. Babia sigue abandonada a su suerte y a que la expolien por las cuatro esquinas: Pinos, Somiedo o Quintanilla de Babia. Y ahora la Junta de Castilla y León tiene dos argumentos más, la crisis y que los alcaldes de Babia no son de su partido; por lo que Babia seguirá en Babia mucho tiempo más. El nuevo Delegado Territorial hará unas breves declaraciones afirmando lo diligentes que han sido todos y que siempre han estado dispuestos a ayudar. Un par de fotos con titulares y cuatro años más en el olvido, pues en Babia ya no hay muchos votos y sí los hay en Mieres; como sabe el PP de esa localidad, que es el partido que ha propuesto la moción de anexionarse este trozo de Babia, que fue de San Isidoro y de la Fundación Sierra Pambley. Me pregunto: ¿No queda en León ni un solo político con un poco no ya de orgullo, sino con la dignidad suficiente como defender el territorio de nuestra comunidad autónoma? Los asturianos, una vez más y van muchas, nos están dando una lección de cómo se debe defender la montaña. Así nos va.

Share

Deja un comentario