Sep 172011
 

 

Cooperativa leonesa Leche LAR

Hoy he visto por primera vez el camión cisterna de la Cooperativa Lechera leonesa LAR por las calles de Riolago, en Babia. He de reconocer que me he alegrado, y mucho. Y ello por varias razones. La primera porque es la única empresa que asume el reto de recoger leche en pueblos de León alejados de las rutas fáciles, al menos por la comarca de Babia. La segunda, porque en Riolago ya sólo resiste como productor de leche un ganadero, Ángel González, y en los últimos meses ha tenido muy complicada la recogida de la leche. La tercera, porque LAR es una cooperativa, son muchos ganaderos los que apuestan por su futuro. La cuarta, porque es de León. Pero no queda ahí la cosa.  Si Babia tiene el paisaje y la biodiversidad que la han hecho tan famosa, lo es por el aprovechamiento ganadero de muchos siglos, que ha conformado su territorio. Los prados de siega, o los pastizales de altura, son así porque ha habido ganaderos que han sabido explotar los recursos naturales con mimo, dedicación y sabiduría heredada de padres a hijos. La desaparición de la ganadería sería fatal para Babia y para la montaña leonesa. Si desaparecen las vacas, los caballos, las ovejas, las cabras, desaparecerá el paisaje tal y como lo conocemos, y el atractivo turístico también se diluirá. Por ello, si queremos cuidar el medio ambiente y la economía de Babia, deberíamos tomar leche LAR.

Repasando las referencias de LAR para buscar su logo, he visto que patrocina el equipo de baloncesto de León. Reconozco que siempre me salto las noticias deportivas y no lo había visto. Pero ahora, también compruebo que la cooperativa apuesta por un equipo de León que me resulta simpático. En fin, que el camión de LAR me ha alegrado el fin de semana en Babia.

Muchas veces se habla del consumo responsable, de que hay que elegir bien los productos que elegimos. Y aunque algunas veces he sido reacio a ser un consumidor nacionalista, creo que nos va mucho en ello, y sí debemos apoyar a nuestros productores. Tenemos muchas razones, además de las económicas. En este caso, las de la subsistencia de una forma de vida sobre un territorio milenario. Si queremos ser Parque Regional debemos seguir produciendo leche en Babia, y para ello debemos consumir esa leche de los mejores pastos de España, como bien saben desde siglos todos los ganaderos españoles, en especial, los de las merinas.

Y si después de todo lo dicho, la leche es formidable, ¿a qué esperamos para pedir la leche LAR? Os juro que no tengo comisión, ni espero que me regalen unos litros. Pero ahora que tengo nostalgia de la leche y la mantequilla que hacían mis abuelos hace tantos años, al menos, cuando beba leche LAR puedo tener la suerte de beber algo de lo que ha ordeñado mi vecino Ángel.

Share

  One Response to “La cooperativa leonesa LAR recoge la leche del último ganadero de leche de Riolago”

  1. […] a Leche LAR, y como ya se escribió en este blog, es un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas. Y cómo haciéndolas bien los ciudadanos, como […]

Deja un comentario