Abr 172012
 

Babia da guerra a Asturias

La pugna por la frontera entre el Principado y Castilla y León

El puerto de Pinos, propiedad de Mieres en suelo leonés.El puerto de Pinos, propiedad de Mieres en suelo leonés.

17/04/2012 00:00 / Aitana Castaño Mieres Del Camín

La nueva estrategia de los ganaderos leoneses es clara: El conflicto por la titularidad de Pinos ya no es solo un problema de cuántas vacas suben al puerto de uno u otro lado. El enfrentamiento entre Mieres y Babia va más allá hasta situarse en categoría de “asunto de Estado” porque “lo que está en juego son las fronteras entre Asturias y Castilla y León, las competencias de las administraciones y el futuro de la zona”.

Así, con el lema Babia es León , los responsables de las Juntas Vecinales de la comarca leonesa se han propuesto recabar el apoyo de “los suyos” y que sea la propia Diputación de León o la Junta regional quienes lideren el plan para recuperar el enclave montañoso de Pinos, de propiedad mierense desde 1926.

Los ganaderos, con su abogado y portavoz Carlos González-Antón, han empezado a recoger firmas por la provincia pidiendo apoyos a su principal revindiciación: que Pinos sea expropiado al Ayuntamiento de Mieres. Además, desde la plataforma vecinal reparten pegatinas con el eslogan de la campaña “para lograr, de una vez por todas, el respaldo de las administraciones para salvar la comarca y frenar las aspiraciones colonizadoras de Asturias”, explican.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la sociedad civil de la zona y también se está desarrollando en la red. En Facebook han creado una comunidad Babia es León y en Twitter impulsan el hagstag “#BabiaesLeón. La puesta en marcha de todas estas iniciativas llegó con lo que, según el propio González-Antón indica es “una sentencia nula de pleno derecho”. Se trata de la decisión de un juez asturiano que avala al Ayuntamiento de Mieres en la toma de decisiones de carácter municipal dentro del espacio de su propiedad en Pinos. La exigencia de los ganaderos de Babia a que se devuelva la titularidad del monte lleva varias décadas sobre la mesa. Hasta ahora no han encontrado los apoyos políticos necesarios para seguir adelante con su reivindicación. Pero los movimientos políticos de los últimos meses han permitido a las Juntas Vecinales sumar la comprensión, al menos, del nuevo alcalde de San Emiliano (concejo que acoge en su territorio el Puerto de la polémica) y eso es suficiente para seguir adelante.

“Si hubiera sido al revés, si en la situación que nosotros nos encontramos hubieran estado los mierenses, ya hace tiempo que el Principado de Asturias y las demás instituciones asturianas habrían entrado en defensa de los suyos”, explica el portavoz de Babia que añade que “hasta el momento en Valladolid, donde se ubica la sede de la Junta de Castilla y León, no ha dicho ni mu, y es hora de que las cosas cambien”.

González-Antón reconoce que “Mieres es propietario del terreno, nosotros no decimos que no, lo compró legalmente en 1926, pero de entonces a ahora el régimen jurídico ha cambiado mucho. Y que el puerto sea propiedad mierense no avala que el municipio asturiano pueda tomar decisiones en el lugar a su antojo”. La expropiación es, a juicio de los leoneses, “la única salida que puede evitar que el conflicto vaya a mayores”. González-Antón señala que “Mieres tendrá que ser compensado por quitarle el monte, yo no digo que no, e incluso ya está tasado por técnicos expertos que en mayo de 2007 decretaron que el puerto costaba cerca de los 842.000 euros”.

Las calles leonesas ya empiezan a oir los gritos de “Babia es León”. Ahora, los ganaderos de la zona esperan que las voces llegen también hasta el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, y al propio presidente de la Junga, Juan Vicente Herrera. Pero éste ya será otro capítulo de la polémica.

Share

Deja un comentario