Ene 082012
 

En La Nueva España de hoy domingo, 8 de enero, aparece una tribuna mía, en réplica a una anterior de un concejal del PP del Grupo Municipal de Mieres, que fue el que propuso la moción de anexionar el Puerto de Pinos al Principado de Asturias, moción aprobada por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento de Mieres.

Mieres dejará de estar en Babia

El conflicto territorial por la gestión de los pastos del puerto leonés

CARLOS GONZÁLEZ-ANTÓN ABOGADO DE LAS JUNTAS DE BABIA, CATEDRÁTICO DE DERECHO

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Mieres después de proponer, con un claro éxito en el Pleno, la moción de anexionar a Asturias una parte del municipio leonés de San Emiliano, ha dejado el discurso político para entrar en el debate jurídico, que plantea con el mismo desparpajo en su artículo publicado en este periódico “Mieres tiene derecho a estar en Babia”. Eso sí, sin tener en cuenta que las exageraciones que en política sirven para ganar votos no suelen servir ante los Tribunales para ganar pleitos y no basta con citar declaraciones de derechos, constituciones varias o decretos para tener razón. Dado que las Juntas Vecinales de los pueblos de Babia con derechos históricos en el Puerto de Pinos lo que quieren es que se conozcan los argumentos por los que Mieres debe retirarse ordenadamente de León, creen que es positivo este debate para evitar que sean los Tribunales los que impongan esa solución traumática que el Ayuntamiento de Mieres quiere evitar. Dejando a un lado citas legales retóricas y calificativos muy subjetivos, se responderá por el orden propuesto por el Sr. Concejal que firma el artículo mencionado.

Primero.- A pesar de lo que diga el PP de Mieres, existe un conflicto territorial cuando dos Administraciones públicas ejercen competencias excluyentes sobre el mismo territorio. En este caso, Mieres lleva ejerciendo muchos años competencias públicas en un término municipal que no es el suyo. Además, ha aprobado por unanimidad la anexión de territorio de otra Comunidad Autónoma, lo que es una clara agresión territorial. Por el contrario, la expropiación de un bien es una cuestión de propiedad, que es muy distinto, aunque en este caso vaya a servir para resolver el conflicto administrativo.

Segundo.- El Sr. Concejal de Mieres confunde lo que es la titularidad de bienes con el ejercicio de competencias y se olvida que las Administraciones públicas tienen distintos tipos de bienes, precisamente según la funcionalidad que se les dé a los mismos. Los pueblos de Babia denuncian que Mieres, a través de la titularidad de los montes de Pinos y del arrendamiento de otros montes en Babia, está ejerciendo competencias fuera de su término municipal, y eso lo prohíbe la Ley de Bases de Régimen Local, y es un caso patente de extraterritorialidad, término aplicado a este supuesto por un ilustre jurista y académico asturiano. Mieres no puede prestar el servicio de fomento o apoyo a la ganadería fuera de su término municipal, como tampoco puede poner en León o en Somiedo un vertedero de residuos o un polígono industrial, por mucho dinero que tenga para comprar terrenos o alquilar fincas a particulares. Si esto se generalizase sería el caos y el fin de los términos municipales. No se puede ampliar el territorio municipal a golpe de talonario.

Y aunque le pueda sorprender al Sr. García, es precisamente su argumento de que la titularidad de los montes de Pinos por el Ayuntamiento de Mieres permitiría su anexión a Asturias otra razón más para que proceda su expropiación, pues no deja de ser una clara anomalía que Mieres tenga propiedades en un municipio que está en otra Comunidad Autónoma y que emplea para ejercer funciones públicas.

Tercero.- Los ganaderos de los pueblos de Babia no aprovechan de forma intensiva los pastos. Lo hacen conforme a sus derechos y a como se hace tradicionalmente con el ganado caballar, que es precisamente de forma extensiva, pues está prácticamente todo el año en el campo, moviéndose de un lugar a otro. Ese derecho está recogido en las escrituras de compraventa, que quizás no lo leen bien quienes suben más de 1.500 cabezas de vacuno, cuando la capacidad del puerto es mucho menor. ¿Se ha planteado Mieres subir el mismo número de cabezas que Babia, que no alcanza ni el 10%? A lo mejor no habría sobreexplotación.

Cuarto.- Los pueblos de Babia, que no fueron nunca propietarios de estos montes, sí tuvieron y mantienen derechos en los mismos, lo que no impide que como Administraciones públicas que son, hayan denunciado ante el Procurador del Común la inactividad de los organismos encargados de velar por el cumplimiento de las normas de montes, ganadería, aguas, policía, administración local, urbanismo. Queja que ha sido diligentemente estudiada por esta institución parlamentaria de Castilla y León y que ha resuelto que Mieres no puede ejercer potestades ni competencias públicas en León. Pero como no gusta la resolución, se critica desde la ignorancia, lo que es una manifestación más de la osadía del grupo municipal del PP.

Por otro lado, si además de leer la Resolución del Procurador del Común, se hubiese estudiado la misma, se habría podido entender que, tras comprobar que hay claras ilegalidades urbanísticas (eso sí, consentidas hasta ahora por la anterior corporación del Ayuntamiento de San Emiliano), se propone, como una de las opciones, que el Puerto de Pinos pase a ser Monte de Utilidad Pública, lo que excluye la titularidad de una Administración asturiana; lo que, a su vez, supone la expropiación, aunque no se diga. Pero eso exige un poco más de estudio, y no hay tiempo, pues la política manda. Además, todos hemos podido constatar cómo la prudencia del Procurador del Común ha sido contestada con una moción unánime de anexión territorial, lo que ha cambiado el escenario. Si antes había numerosas razones para la expropiación, ahora hay más, máxime cuando se siguen citando en el artículo divulgativo del Sr. Concejal precedentes de modificación de límites provinciales, que los hay. Las Juntas Vecinales de Babia han hecho su lectura de la Resolución del Procurador del Común y también los medios de comunicación que la han manejado, lo que no puede pretender Mieres es imponer su interpretación. Y quien sí falsea la realidad es quien afirma que el Procurador del Común no ha dado audiencia a Mieres o que ha tramitado indebidamente la queja.

En fin, y para concluir, ya que Mieres es propietario de montes en Castilla y León que emplea para fomentar su ganadería, su turismo, la caza, etc., tarde o temprano, deberá venderlos o será expropiado. Los pueblos de Babia saben que contarán con el apoyo de la Junta de Castilla y León, pues causas para la expropiación hay muchas y leyes que la imponen, también: ambientales, de montes, de ordenación del territorio, de administración local. Su decisión de resolver definitivamente el conflicto es firme y emplearán todas sus energías, y por ello han propuesto la aprobación de un proyecto regional. Pero también existe un argumento político o económico de peso, pues no se puede permitir que un municipio asturiano de 47.000 habitantes siga colonizando la montaña de León, como propietario o arrendatario de montes, empleando fondos públicos en el fomento de la ganadería asturiana dentro de Castilla y León, desplazando a los ganaderos de un municipio de 650 habitantes. Si para Mieres la ganadería es accesoria, para Babia es esencial.

Y por todo lo alegado, Mieres dejará de estar en babia cuando se dé cuenta de que no tiene derecho a estar en Babia.

Share

Deja un comentario