Mar 162018
 

Recuerdan que la Diputación ya tasó el valor de los pastos y edificaciones en 841.971 euros.

 

MARÍA CARNERO | LEÓN

Los alcaldes pedáneos de los pueblos leoneses afectados por el conflicto del puerto de Pinos, propiedad del Ayuntamiento de Mieres pero ubicado dentro de la provincia leonesa, se personaron ayer en la delegación territorial de la Junta de Castilla y León para dar entrada a la solicitud en la que se pide la convocatoria urgente la mesa de trabajo constituida para defender sus intereses en este enclave, donde cuentan con derechos de pasto históricos. Lo hacen tras la última licitación publicada por Mieres en el Boletín Oficial del Principado de Asturias en la que oferta la contratación del servicio de vigilancia, guardería, control y manejo de ganado en este espacio.

Por este motivo, los presidentes de las Juntas Vecinales de Villargusán, Pedro Barriada, de San Emiliano, Tino Rodríguez, de Candemuela, Emilio Riesco, y de Pinos, Leandro Hidalgo, reclamaron en el mismo escrito que la Junta de Castilla y León presente un recurso contra esta licitación, al entender que invade competencias que no le corresponden. Lo cierto es que, según la Ley de Bases de Régimen Local, más conocida como Ley Montoro, las administraciones autonómicas no pueden ejercer una serie de competencias, entre ellas las ganaderas, fuera de su territorio.

Para acabar con todos los «abusos» que el consistorio asturiano viene cometiendo, según denuncian los alcaldes leoneses, en el puerto de Pinos, adquiridos en 1926, los cuatro presidentes de las juntas vecinales leoneses también reclaman que se ponga en marcha de una vez el estudio y tramitación de un expediente de expropiación de los terrenos del puerto de Pinos, tomando como referencia el informe elaborado en 2007 por la Diputación de León. Este informe tasó en 841.971 euros el valor agrario de los pastos y las cabañas que alberga el puerto en su interior.

Los representantes leoneses también exigen que la Junta de Castilla y León dote de un agente medio ambiental con presencia permanente en la zona durante el periodo anual comprendido entre el 1 de junio al 30 de octubre. Ante reiterados conflictos que genera el paso de ganado procedente de Mieres a Pinos, las juntas vecinales leonesas han tenido que recurrir a la guardería privada para evitar el permanente acceso de ganado furtivo a los Montes de Utilidad Pública de sus pedanías.

Arreglar la pista

Por último exigen la adecuación de la pista existente entre el pueblo de Pinos al puerto de la Cubilla, dentro del Parque Natural de Babi y Luna, así como proteger y poner en valor el patrimonio cultural y natural existente en los terrenos comprendidos en los puertos.

Share

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.