Jun 042018
 

Los alcaldes de las pedanías leonesas con derechos de pastos reclaman a la Junta que recupere el expediente para comprar el monte a Mieres

Mieres Del Camino, D. Montañés 04.06.2018 | 09:04

Casa Mieres, en el Puerto Pinos, en la fiesta ganadera del verano de 2016.

Nuestras reses ya están pastando en el monte y ellos (los ganaderos de Mieres) que vengan cuando quieran”. Las juntas vecinales leonesas afectadas por el conflicto ganadero del Puerto Pinos no esconden que el desencuentro con el Ayuntamiento de Mieres es, a su juicio, “insalvable”. Justo en el inicio oficial de la temporada de pastos en esta gran reserva propiedad del consistorio mierense, en Babia la tensión es grande. Los alcaldes pedáneos de los pueblos con derechos sobre los pastos han presentado en la delegación territorial de la Junta de Castilla y León una petición para que se ponga en marcha la tramitación de un expediente de expropiación de los terrenos. Piden que se tome referencia el informe elaborado en 2007 por la Diputación de León, estudio que tasó en 841.000 euros el valor de los pastos y las cabañas que alberga el puerto.

Los alcaldes pedáneos de San Emiliano, Candemuela, Pinos y Villargusán consideran necesario que se convoque la mesa de trabajo constituida en su momento para defender sus intereses en este enclave. Estos pueblos cuentan con derechos de pasto históricos. Este requerimiento se planteó a raíz de que el gobierno de Mieres procediera a la publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias de la contratación del servicio de vigilancia, guardería, control y manejo de ganado en este espacio. Los portavoces vecinales aseguran que su objetivo es acabar con los “abusos” que a su entender viene cometiendo el Ayuntamiento de Mieres desde hace tiempo: “No se trata de una cosa concreta, estamos hablando de problemas serios que no se pueden resumir en una o dos frases”, señala Pedro Álvarez, uno de los representantes de las juntas ganaderas.

En Babia no ven otra salida al conflicto de Pinos que la expropiación: “No es algo nuevo, llevamos mucho tiempo pidiéndolo”, apunta Pedro Álvarez. “El gran problema es que Mieres no asume que compró algo con una tara”. La Asociación Montañas de Babia sostiene que es una “anomalía histórica” que el Ayuntamiento mierense tenga propiedades fuera de Asturias. “Lo mires por donde lo mires es ilegal que un Ayuntamiento tenga competencias sobre un espacio que está fuera de su ámbito municipal”, apunta el abogado Carlos González-Antón. Las juntas vecinales no difieren mucho en su discurso.

De esta forma, los ganaderos leoneses no dudan en calificar de “invasión” la presencia en Pinos de sus homólogos asturianos, que desde el pasado 1 de junio envían mil reses a este pastizal de algo más de 900 hectáreas.

Share

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.