Dic 212011
 

Procurador del Común de Castilla y LeónLa Nueva España del 21 de diciembre ya recoge la necesidad de expropiar el Puerto de Pinos a Mieres, tal y como recomienda el Procurador del Común. Algo que hace unos años se antojaba imposible, empieza a tomar carta de naturaleza.

El Procurador de Castilla y León aconseja expropiar el puerto de Pinos a Mieres

La entidad, Defensor del Pueblo de la comunidad vecina, afirma que el Ayuntamiento asturiano no tiene competencias para ordenar los pastos

 León / Mieres,
Julio VIVAS
El Ayuntamiento de Mieres no tiene competencias para regular y ordenar los pastos del puerto leonés de Pinos. Al menos así lo afirma el Procurador del Común -defensor del pueblo en Castilla y León- quien emitió una resolución en la que desautoriza a Mieres para ejercer las potestades para regular y ordenar los pastos. En su lugar, la entidad señala que la competencia corresponde a la Junta de Castilla y León «al estar ubicado en la provincia de León».No sólo eso, el Procurador del Común también aconseja al Gobierno de la comunidad vecina que declare el monte de utilidad pública, que conllevaría la expropiación de los terrenos, cuya titularidad ostenta la administración local mierense. Esta recomendación viene motivada porque el puerto se encuentra dentro del espacio natural protegido «Babia y Luna» y siempre que la Junta decidiese regular los pastos a través de la normativa de montes. Otra opción, menos lesiva en este caso para Mieres, sería que el Gobierno de Castilla y León permitiese «la aprobación de una ordenanza municipal de pastos que incluyese a Pinos». En tal caso, sería San Emiliano, y no Mieres, el responsable de redactar tal ordenanza. Para llevar a cabo esta propuesta, y siempre según la resolución del Procurador del Común, la Junta utilizaría la normativa actual de pastos, hierbas y rastrojeras, en lugar de la anteriormente citada de montes.

Además de la polémica por el uso ganadero de Pinos, el defensor del pueblo en Castilla y León también alude a la actividad del establecimiento Casa Mieres, ubicado en el alto del puerto leonés. Aquí, el Procurador del Común aconseja al Ayuntamiento de San Emiliano que proceda a la clausura de Casa Mieres «en el caso de que la actividad del establecimiento sea incompatible con la normativa urbanística». Eso en el caso de que no pudiera ser legalizable. En caso contrario, recomienda a San Emiliano que «requiera al Ayuntamiento de Mieres para que legalice esa actividad, debiéndose imponer como condición que el aprovechamiento del agua y sus vertidos sean autorizados por la Confederación Hidrográfica del Duero. Asimismo, recomienda que se ejerzan las competencias de inspección urbanística con el fin de garantizar que las obras que se ejecuten en un futuro en las construcciones del puerto de Pinos se adecuen a la normativa urbana.

La resolución del Procurador del Común ha sido recibida con satisfacción por las juntas vecinales del puerto leonés, quienes aprecian una luz de esperanza en su pretensión de expropiar a Mieres los terrenos de Pinos. El abogado Carlos González-Antón, representante legal de las pedanías, aseguró ayer que instarán a la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León para que declare el entorno como monte de utilidad pública. También acudirán a la Consejería de Ganadería y Agricultura para que «impida que se prorroguen los contratos de arrendamiento de montes que está realizando Mieres porque entendemos que no puede hacerlo». González-Antón afirma que la resolución del Procurador del Común «viene a darnos la razón en algo que ya llevamos denunciando mucho tiempo, que el Ayuntamiento de Mieres está en la ilegalidad».

Share

Nov 092011
 

Hoy he dejado de ser un francotirador instalado en las cumbres babianas. El hecho de que el Profesor Tolivar Alas, que aúna su sólida formación académica y su honda raigambre asturiana, haya manifestado una postura coincidente con la que se defiende por quien representa a las Juntas Vecinales desde hace años, ha supuesto el cambio de actitud de muchas personas que me encontrado por la calle o por la red. Siempre hace falta que los de fuera reconozcan a los de León, para que empecemos a creernos lo que dicen. Así nos va.

Tal y como recoge el Diario de León del 9 de noviembre, “desde Asturias se han alzado voces jurídicas que reconocen la situación anómala de Pinos. Nada menos que el catedrático de Derecho Administrativo y presidente de la Academia Asturiana de Jurisprudencia, Leopoldo Tolivar Alas, asegura que es «insólita la extraterritorialidad con la que Mieres gestiona desde 1926 sus posesiones en el puerto de Pinos». Sobre todo, porque se mezcla la propiedad privada con la gestión pública. «Es un conflicto que alguna vez habrá que resolver —expresa—, aunque temo que dada la precariedad económica de los municipios babianos, la oferta que pudieran plantear a Mieres sería insuficiente y afectaría a los ganaderos asturianos».

Tolivar remarca que el Ayuntamiento de Mieres no puede ejercitar potestades públicas en otra comunidad «bajo ningún concepto», de ahí la ilegalidad de organizar eventos culturales, deportivos o gastronómicos. También asegura que es «inusual que un ayuntamiento tenga en propiedad algo fuera de su propia comunidad». A su juicio, el elemento distorsionador es que el consistorio del Caudal carece de bienes de semovientes (cabezas de ganado). Actúa para ayudar a sus vecinos y ahí pierde la capacidad de decidir en terrenos ubicados fuera de sus fronteras. «Al no ser para su beneficio directo, causa una interferencia en otra comunidad inadmisible en derecho administrativo», dice”.

Un catedrático de Asturias califica el caso de insólito y pide resolverlo ( Diario de León – 09/11/2011 )

Parece que empiezan a aclararse los argumentos en contra de la estancia de Mieres fuera de su Comunidad Autónoma. Ya es hora de que tomen nota las autoridades de Castilla y León.

Share

Nov 082011
 

Y eso, sin hablar de la insólita extraterritorialidad con la que Mieres gestiona desde 1926 sus posesiones en el puerto de Pinos, en Babia.

En la prensa asturiana del día 8 de noviembre, en concreto en el Comercio, se puede leer un interesante artículo de Leopoldo Tolivar Alas, Catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Oviedo, que lo fue antes de León, donde estuvo de Decano de la Facultad de Económicas. El artículo de opinión que se titula “¿Sobran concejos?” analiza este tema tan candente hoy en día y otros de la Administración local y, por lo que nos afecta, realiza una manifestación que ratifica lo que desde las Juntas Vecinales de Babia, desde la Asociación Montaña de Babia y Luna, y desde quien suscribe este blog se viene denunciando desde hace años. La frase escrita en la brillante prosa de un académico experimentado y comprometido con la política asturiana es la siguiente: “Y eso, sin hablar de la insólita extraterritorialidad con la que Mieres gestiona desde 1926 sus posesiones en el puerto de Pinos, en Babia”.

Ciertamente es insólita, a la par que ilegal, la gestión que realiza el Ayuntamiento de Mieres y no sólo de sus posesiones, sino también de los montes que arrienda o alquila a particulares también en Babia. Esta extraterritorialidad no es otra cosa que un ejercicio de competencias más allá de donde le habilita la Constitución y nuestra legislación de régimen local, que no es otro territorio que su término municipal. Hay que agradecer, sinceramente, que desde la objetividad y conocimiento que da la trayectoria académica del Dr. Tolivar Alas, se aporte algo de sensatez a un conflicto que se está perpetuando indebidamente durante tanto tiempo, en claro perjuicio de los intereses económicos de Babia.

Es la primera vez que desde Asturias se opina sobre el ejercicio claramente antijurídico que Mieres está realizando de sus competencias en materia de ganadería; competencia que además no está muy claro que sea de titularidad municipal. Dicho de otra forma más clara: ¿Tiene el Ayuntamiento de Mieres competencia sobre actividad económica ganadera? ¿Y, en todo caso, la tiene para ejercerla fuera de término municipal? Los letrados de la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León podrían dedicarle unos minutos a estas cuestiones. La economía de la montaña de León se lo agradecería.

Share