Abr 102012
 
Las instalaciones ilegales del Ayuntamiento de Mieres en León

Las instalaciones ilegales del Ayuntamiento de Mieres en León. Foto de Ramiro, Diario de León

La Prensa recoge el siguiente comunicado de prensa de las Juntas Vecinales de Babia:

“LA EXPROPIACIÓN DEL PUERTO DE PINOS ES LA ÚNICA SOLUCIÓN”

Las Juntas Vecinales babianas de Candemuela, Pinos, Villargusán y San Emiliano entienden dada la escalada del conflicto institucional, sólo cabe la aprobación del Proyecto Regional del Puerto de Pinos

Mieres ejerce funciones de policía y aplica sus reglamentos, de forma ilegal como han afirmado por el Procurador del Común y la Consejera de Agricultura de Castilla y León

 

        

Las Juntas Vecinales de Candemuela, Pinos, Villargusán y San Emiliano, Entidades Locales Menores todas ellas situadas en la provincia de León, en el término municipal de San Emiliano, Comarca de Babia, a la vista de las noticias sobre la sentencia del juzgado de lo contencioso-administrativo número 4 de Oviedo, que falló a favor del Ayuntamiento de Mieres en el caso del toro asturiano retenido hace diez meses en el puerto de Pinos, estableciendo que resulta aplicable el Reglamento aprobado por Mieres, y que puede el Ayuntamiento de Mieres ejercer la retención del ganado en el Puerto de Pinos, quiere manifestar lo siguiente:

  1. Que estamos ante una consecuencia más de la ilegalidad causada por el mantenimiento de la propiedad del Puerto de Pinos por Mieres. Que sólo con la expropiación se puede evitar este conflicto institucional y ahora judicial.
  2. Que tal y como señaló en primer lugar el Procurador del Común, y luego la Consejera de Agricultura, Mieres no puede aplicar ningún reglamento en Babia, ni tampoco ejercer funciones de policía, como está haciendo.
  3. Que debe procederse a la expropiación de los montes públicos que posee Mieres, para solucionar el conflicto, pasando a ser Montes de Utilidad Pública, en manos de una Administración de Castilla y León, tal y como propone el Procurador del Común. De esta forma, se devolvería al control de la Comunidad Autónoma un monte que tiene un gran valor ambiental, ganadero y económico.
  4. Procede que de forma inmediata se inicien los trámites para la aprobación de un Plan Regional, que permita la expropiación del Puerto de Pinos.

 

Las Juntas Vecinales, adoptarán las siguientes acciones:

  1. A la vista del agravamiento de la situación, y de que hay muchas más competencias afectadas, manteniendo la petición de reunión con Antonio Silván, se solicitará también reunión con el Presidente de la Junta de Castilla y León, pues es el conflicto institucional y territorial más grave que tiene la Comunidad Autónoma, y afecta a varias consejerías.
  2. Se hará una nueva queja al Procurador del Común, para que dictamine sobre los nuevos aspectos del conflicto, a la vista de que se mantienen las actuaciones de policía de la Administración local de Mieres y la aplicación por órganos judiciales asturianos de reglamentos que se aplican en León, lo que en el primer informe entendió contrario a la Ley y al Estatuto de Castilla y León.
  3. Se solicitará a todas las Administraciones competentes que clausuren de forma inmediata la denominada Casa de Mieres, como todas la cabañas, al no contar con licencia y ser instalaciones de un Ayuntamiento de Asturias que ejerce competencias ilegalmente en León.
  4. Se informará al Subdelegado del Gobierno en León, para que traslade al Consejo General del Poder Judicial la preocupación por el hecho de que Juzgados asturianos se declaren competentes para conocer de actuaciones realizadas en Castilla y León.
  5. Se va a iniciar una campaña de apoyo social a las demandas de Babia, pues esta Comarca es de León y de Castilla y León, mereciendo la protección y apoyo de todas sus Administraciones.

En caso de que no se atiendan las peticiones de las Juntas Vecinales, las mismas tendrán que recurrir ante el TSJ de Castilla y León contra la inactividad de las Administraciones autonómicas.

Los enlaces a las noticias aparecidas están aquí:

 

En el Diario de León:

Pilar Infiesta | redacción10/04/2012

La sentencia del juzgado de lo Contencioso número 4 de Oviedo que respalda la retención de un toro dictada por el Ayuntamiento de Mieres el año pasado, en el puerto de Pinos, ha hecho saltar las alarmas en la vertiente leonesa. Las juntas vecinales de Pinos, Candemuela, Villargusán y San Emiliano consideran el fallo judicial «muy grave», ya que permite aplicar el reglamento sobre uso y gestión de montes del ayuntamiento asturiano en un espacio leonés, ajeno a su competencia territorial.

Por eso exigen como respuesta a este nuevo conflicto entre ambas comunidades que se «clausure la Casa Mieres y todas las cabañas del puerto que continúan sin licencia y son instalaciones de un ayuntamiento del Principado que ejerce competencias ilegalmente en León», expresaron ayer. Además, las pedanías iniciarán una campaña en busca de apoyo social para urgir la definitiva expropiación de Pinos y llevarán la polémica hasta el presidente de Castilla y León, Juan José Herrera, para que defienda la soberanía de la comunidad en la zona.

Los vecinos cursarán una nueva queja ante el Procurador del Común y darán a conocer también al subdelegado del Gobierno, Juan Carlos Suárez-Quiñones, la que entienden como «una nueva injerencia de Mieres en territorio leonés».

«Estamos ante una consecuencia más de la ilegalidad causada por el mantenimiento de la propiedad del puerto de Pinos en manos de Mieres. Sólo con la expropiación puede evitarse este conflicto institucional y ahora judicial», remarcó el abogado de las pedanías, Carlos González-Antón.

El letrado recordó que el Procurador del Común y la Consejera de Agricultura han ratificado que «Mieres no puede aplicar ningún reglamento en Babia, ni tampoco ejercer funciones de policía, como está haciendo».

Plan Regional.

De ahí la propuesta de expropiar los montes públicos que posee Mieres para convertirlos en Montes de Utilidad Pública de una Administración de Castilla y León. De esta forma, «se devolvería al control de la comunidad autónoma un monte que tiene un gran valor ambiental, ganadero y económico», insiste. Paralelamente, piden que se inicien los trámites para la aprobación de un Plan Regional, que permita la expropiación del puerto de Pinos. González-Antón explica que, dado que la próxima campaña ya está en marcha, «las decisiones que deben adoptar las autoridades de Castilla y León no pueden retrasarse más. Ya es hora de abordar este conflicto de una forma seria y definitiva. Estamos ahora ante un grave conflicto jurisdiccional, pues los jueces asturianos se están declarando competentes para resolver sobre actuaciones administrativas y reglamentos que afectan a nuestra comunidad. No estamos ante un mero conflicto entre ganaderos, sino ante el conflicto suscitado por una administración municipal que está actuando fuera de su autonomía».

Share

Abr 082012
 
Toro asturiano retenido por el Ayuntamiento de Mieres en sus instalaciones en el Puerto de Pinos (Castilla y León)

Toro asturiano retenido por el Ayuntamiento de Mieres en sus instalaciones en el Puerto de Pinos (Castilla y León)

La prensa asturiana se hace eco de una sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo nº 4 de Oviedo que desestima el recurso de un ganadero asturiano contra la acción de retirada (prindaje) de un toro de la raza “asturiana de la montaña” por ir en contra del reglamento que tiene aprobado el Ayuntamiento. Esta noticia ratifica de forma palmaria la incompatibilidad de las propiedades del Ayuntamiento de Mieres con el ordenamiento jurídico vigente, lo que vienen denunciando las Juntas Vecinales de Babia desde el 2006.

Aunque el conflicto es entre un ganadero asturiano y el Ayuntamiento de Mieres, lo relevante es que las actuaciones de ambos se desarrollan en León, en Babia, donde una Administración asturiana no puede ejercer competencias administrativas.

Este fallo judicial, muy probablemente nulo por falta de competencia territorial (algo que al parecer no se ha tenido en cuenta en la sentencia), viene a reconocer unos cuantos hechos muy graves, denunciados algunos de ellos, por la Consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente. Repasémolos, después de leer las noticias aparecidas el 8 de abril de 2012.

El conflicto suscitado ya fue recogido en este blog y en los periódicos:

De todo lo sucedido hasta ahora, en especial, de la sentencia mencionada, se pueden extraer los siguientes hechos:

Primero. Existe un reglamento de uso de los Montes públicos que configuran el Puerto de Pinos, aprobado por el Ayuntamiento de Mieres, que no sólo está vigente, sino que aplican los Tribunales asturianos, a pesar de que el reglamento regula los usos de un monte que está en Castilla y León. La Consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, afirmó en las Cortes de Castilla y León, que Mieres no podía realizar dicha reglamentación. Unos meses antes, el Procurador del Común llegó a la misma conclusión en la Resolución que puso fin a una queja instada por las Juntas Vecinales de Babia. Estamos pues ante un reglamento que aunque sea nulo de pleno derecho, sigue siendo aplicado en Asturias.

Segundo. Que el Ayuntamiento de Mieres ejerce potestades públicas de policía, absolutamente prohibidas, dentro de nuestra Comunidad Autónoma. Mieres ejerce a través de la Guardería del Puerto, de la Concejalía de Medio Rural y de la Alcaldía, potestades públicas en Babia, tal y como ha quedado demostrado en el presente procedimiento judicial. El Ayuntamiento ha retirado o retenido un toro propiedad de un mierense, pues entendió que incumplía el reglamento de uso y disfrute del Puerto de Pinos. Esa acción, claramente pública y exorbitante, (es decir, que no puede hacer un particular) fue notificada al propietario del toro, lo que fue recurrido ante el Juzgado de Oviedo. Dicho toro estuvo retenido en la denominada Casa Mieres, instalaciones que el Ayuntamiento de Mieres tiene en Pinos, sin ningún tipo de licencia, por cierto. Es decir, Mieres emplea sus edificios en Castilla y León como edificios públicos en los que ejerce funciones, competencias y potestades públicas, como es la de retener animales en contra de la voluntad de sus dueños. El hecho de que sea asturiano el propietario del toro no desvirtúa el hecho de que es Mieres la que actúa como autoridad pública, a través de sus agentes, que son los que retuvieron el animal y lo encerraron en Casa Mieres. En fin, Mieres sigue campando a sus anchas sin que las autoridades de Castilla y León hagan nada.

Tercero. Que el Ayuntamiento de Mieres está fomentando la ganadería asturiana dentro del territorio de Castilla y León. El Ayuntamiento de Mieres, que tiene en propiedad los montes públicos del Puerto de Pinos, y además, arrienda otros dos montes más, está fomentando la ganadería asturiana en nuestra Comunidad, decidiendo qué razas pueden pastar y cuáles no. Está claro que si Mieres facilita pastos a sus ganaderos lo hace con dinero público, lo que supone un beneficio para esa ganadería asturiana. Y, por otro lado, los montes ocupados y aprovechados por los asturianos suponen un desplazamiento de los ganaderos de León.

Los Ayuntamientos, son Administraciones públicas y sólo pueden actuar cuando y donde la Ley les permite. En este caso, Mieres sólo puede actuar dentro de su territorio, de su término municipal y los montes de Babia están fuera de Asturias.

Cuarto. Tal y como se puede leer en los periódicos asturianos: “El edil de Medio Rural, Juan José Menéndez, aprovechó el fallo judicial para señalar que el Consistorio «seguirá trabajando para que se cumplan los reglamentos de usos establecidos en los puertos y evitando así que se produzcan casos como el de este toro»”. Es decir, Mieres tiene la clara voluntad de seguir aplicando el reglamento que tienen aprobado.

Dado que la próxima campaña ya está en marcha, las decisiones que deben adoptar las Autoridades de Castilla y León no pueden retrasarse más. Ya es hora de abordar este conflicto de una forma seria y definitiva. Estamos ahora ante un grave conflicto jurisdiccional, pues los jueces asturianos se están declarando competentes para resolver sobre actuaciones administrativas y reglamentos que afectan a nuestra Comunidad Autónoma. No estamos ante un mero conflicto entre ganaderos, sino ante el conflicto suscitado por una Administración municipal que está actuando fuera de su Comunidad Autónoma.

Babia es León y sólo las Administraciones que tienen competencias sobre el territorio leonés pueden actuar. ¿Es tan complicado entender esto? Y si ponemos un ejemplo similar. ¿Sería legal una multa de tráfico que pusiera un policía local de Mieres a un conductor de ese municipio por ir a 150 kms/hora por la carretera que asfaltó el ayuntamiento en el Puerto de Pinos?

No cabe duda que el proyecto regional que plantean las Juntas Vecinales para el Puerto de Pinos, que supone la expropiación a Mieres de sus propiedades es la única forma de poner fin a este conflicto que cada año sufre una escalada en su gravedad institucional.

Share