carlosganton

Mar 162018
 

Recuerdan que la Diputación ya tasó el valor de los pastos y edificaciones en 841.971 euros.

 

MARÍA CARNERO | LEÓN

Los alcaldes pedáneos de los pueblos leoneses afectados por el conflicto del puerto de Pinos, propiedad del Ayuntamiento de Mieres pero ubicado dentro de la provincia leonesa, se personaron ayer en la delegación territorial de la Junta de Castilla y León para dar entrada a la solicitud en la que se pide la convocatoria urgente la mesa de trabajo constituida para defender sus intereses en este enclave, donde cuentan con derechos de pasto históricos. Lo hacen tras la última licitación publicada por Mieres en el Boletín Oficial del Principado de Asturias en la que oferta la contratación del servicio de vigilancia, guardería, control y manejo de ganado en este espacio.

Por este motivo, los presidentes de las Juntas Vecinales de Villargusán, Pedro Barriada, de San Emiliano, Tino Rodríguez, de Candemuela, Emilio Riesco, y de Pinos, Leandro Hidalgo, reclamaron en el mismo escrito que la Junta de Castilla y León presente un recurso contra esta licitación, al entender que invade competencias que no le corresponden. Lo cierto es que, según la Ley de Bases de Régimen Local, más conocida como Ley Montoro, las administraciones autonómicas no pueden ejercer una serie de competencias, entre ellas las ganaderas, fuera de su territorio.

Para acabar con todos los «abusos» que el consistorio asturiano viene cometiendo, según denuncian los alcaldes leoneses, en el puerto de Pinos, adquiridos en 1926, los cuatro presidentes de las juntas vecinales leoneses también reclaman que se ponga en marcha de una vez el estudio y tramitación de un expediente de expropiación de los terrenos del puerto de Pinos, tomando como referencia el informe elaborado en 2007 por la Diputación de León. Este informe tasó en 841.971 euros el valor agrario de los pastos y las cabañas que alberga el puerto en su interior.

Los representantes leoneses también exigen que la Junta de Castilla y León dote de un agente medio ambiental con presencia permanente en la zona durante el periodo anual comprendido entre el 1 de junio al 30 de octubre. Ante reiterados conflictos que genera el paso de ganado procedente de Mieres a Pinos, las juntas vecinales leonesas han tenido que recurrir a la guardería privada para evitar el permanente acceso de ganado furtivo a los Montes de Utilidad Pública de sus pedanías.

Arreglar la pista

Por último exigen la adecuación de la pista existente entre el pueblo de Pinos al puerto de la Cubilla, dentro del Parque Natural de Babi y Luna, así como proteger y poner en valor el patrimonio cultural y natural existente en los terrenos comprendidos en los puertos.

Share

Mar 162018
 

Las cuatro pedanías presentan hoy un escrito para convocar con urgencia la mesa de trabajo que defiende sus intereses

La reacción de los presidentes de las juntas vecinales leonesas afectadas por el conflicto del Puerto de Pinos no se ha hecho esperar. Tras conocer el anuncio de la licitación por parte del Ayuntamiento de Mieres, publicado el pasado 7 de marzo en el Boletín Oficial del Principado de Asturias, para la contratación del servicio de vigilancia, guardería, control y manejo de ganado en el Puerto de Pinos, ubicado en San Emiliano pero propiedad del consistorio asturiano, los presidentes de las juntas vecinales de Candemuela, Villargusán, San Emiliano y Pinos se reunirán hoy para redactar un escrito y registrarlo en la delegación territorial de la Junta de Castilla y León, en el que solicitan la inmediata convocatoria de la mesa de trabajo creada por mandato de las Cortes en junio de 2017 para precisamente defender los derechos de los ganaderos leoneses de este enclave. Precisamente, esta misma semana se convocó esta mesa de trabajo en la que, además de la Junta de Castilla y León y la Diputación, están representadas todas las pedanías afectadas por este histórico conflicto.

El objetivo del escrito, que hoy quedará registrado por los pueblos afectados, es instar a esa mesa para que la Junta de Castilla y León presente un recurso contra la licitación puesta en marcha por el Ayuntamiento de Mieres alegando invasión de competencias. Según denunció esta semana la asociación Montaña de Babia y Luna, esta licitación viene a contravenir la Ley de Bases de Régimen Local, popularmente conocida como Ley Montoro, que impide a las administraciones autonómicas ejercer una serie de competencias, entre ellas las ganaderas, fuera de su territorio.

«Nos parece un auténtico atropello contra los ganaderos de nuestras juntas vecinales y un incumplimiento flagrante de la normativa vigente en materia de competencias administrativas», denunció ayer el presidente de la Junta Vecinal de Pinos, y a la vez procurador por el PSOE en las Cortes de Castilla y León.

En este sentido, Rodríguez denuncia el «desamparo» que desde siempre han sufrido los pueblos leoneses, por parte de la Junta de Castilla y León, en el largo conflicto mantenido con Asturias por los pastos del puerto. «Nuestras juntas vecinales tienen que costearse una guardería de campo para evitar que el ganado de Asturias se pase a los terrenos comunales de las pedanías del municipio de San Emiliano, mientras el Ayuntamiento de Mieres intenta burlar un derecho de pasto histórico que poseemos las cuatro juntas vecinales en los puertos de Pinos, y que ya conocía cuando decidió comprarlo en 1926»..

De la misma opinión es el presidente de la Junta Vecinal de Villargusán. Pedro Barriada, que lamenta que «después de tantos años pelando por nuestros derechos la Junta esté en blanco y lo primero que nos diga cuando nos convocan a la mesa de trabajo es que les presentemos un escrito con nuestras reclamaciones». Para Barriada, la única solución posible al conflicto para por la expropiación de los terrenos, algo de lo que jamás se ha pronunciado la administración autonómica

 

Un conflicto que afecta a cuatro consejerías que no mueven ficha

El conflicto del puerto de Pinos, que arrastra casi un siglo de historia desde que Mieres comprara los terrenos a la Fundación Sierra Pambley en 1926, afecta a cuatro consejerías de la Junta de Castilla y León que hasta la fecha no se han posicionado ni han realizado ninguna gestión que logre evitar las tensiones entre los ganaderos de León y Asturias. Tan solo se ha logrado crear una mesa de trabajo, un año después de la iniciativa aprobada en las Cortes de Castilla y León a propuesta del PSOE de León.

En concreto, en el problema territorial, que surge a raíz de que una administración pública, en este caso el Ayuntamiento de Mieres, sea titular de un terreno en otra comunidad autónoma, debería intervenir la propia Consejería de Presidencia. Por su parte, la de Agricultura y Ganadería debería tomar parte ante las competencias ganaderas que el Ayuntamiento asturiano está ejerciendo de manera impropia en otra comunidad, a través del reglamento redactado en 1980 por el propio consistorio de Mieres, y que en la actualidad contradice la Ley de Bases de Régimen Local. Tanto el conflicto de los pastos, como la normativa que afecta a los mismos —hay que tener en cuenta de que se trata un parque natural afectado además por varias figuras de protección—, como la carretera que da acceso al puerto desde León, con un expediente en marcha de 2012 para su reparación, son competencia de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Por último, tanto la Casa de Mieres, como la capilla—hoy convertida en cuadra—, competen a la Consejería de Cultura y Turismo.

Ninguna de las consejerías se han manifestado hasta el momento sobre su responsabilidad en el conflicto de Pinos.

Share

Mar 142018
 

El Ayuntamiento asturiano desoye la Ley Montoro que impide ejercer competencias ganaderas fuera de su comunidad.

MARÍA CARNERO | LEÓN

Puerto de Pinos. Foto Ramiro (Diario de León)

El Boletín Oficial del Principado de Asturias publicó el pasado 7 de marzo la licitación pública para la contratación del servicio de vigilancia, guardería, control y manejo de ganado en el Puerto de Pinos, dentro del término municipal de San Emiliano, en la provincia leonesa.

Este anuncio no sólo viene a enquistar aún más el largo conflicto que mantienen desde hace más de un siglo los ganaderos de Babia y de Asturias por el control de estos pastos, asentados en la provincia leonesa pero propiedad del Ayuntamiento de Mieres, si no que viene a contravenir la Ley de Bases de Régimen Local, popularmente conocida como Ley Montoro, según denuncia la asociación Montaña de Babia y Luna.

Esta normativa, dictada en 1985 pero modificada en 2013, establece en su artículo 12 que «el término municipal es el territorio en que el ayuntamiento ejerce sus competencias» —todas ellas enumeradas en el artículo 25— y considera como impropias las ganaderas, lo que significa que «un ayuntamiento asturiano no puede ejercer competencias ganaderas en Castilla y León», asegura el servicio jurídico de la asociación que defiende los intereses de Babia.

No es la primera vez que el Ayuntamiento de Mieres saca a licitación este servicio, con el que garantiza el control de todo lo que se hace en sus tierras, a pesar de que se encuentran en territorio leonés. Sí es la primera vez que la oferta se publica en el Boletín Oficial del Principado de Asturias —hasta ahora tan sólo se ofertada en el tablón de anuncios del Ayuntamiento de Mieres—, al tratarse de una licitación pública.

El anuncio ofrece el puesto de vigilancia, guardería, control y manejo de ganado en el Puerto de Pinos, y establece que el lugar de ejecución es el término municipal de San Emiliano, en la provincia de León. El plazo de ejecución es de dos años, con posibilidad de prórroga, y el presupuesto base de licitación es de 33.729 euros.

Entre los requisitos se exige estar en posesión de la tarjeta de identidad profesional de Guarda Rural, con la modalidad de caza.

Según Montaña de Babia y Luna, «el Ayuntamiento quiere contratar por vía administrativa a un guarda rural para la gestión de todas las funciones recogidas en el reglamento de uso y disfrute del puerto de Pinos, un documento redactado en 1980 por Mieres y que en 2006 se consideró que pisaba las competencias de Castilla y León».

Y es que entre las funciones encomendadas a este guarda se establece un control diario del perímetro del puerto, el estado del cierre y el control periódico de otros puertos que el Ayuntamiento de Mieres pueda arrendar colindantes al Puerto de Pinos.

También se le encarga, entre otros asuntos, del control del ganado que tiene licencia de pastos del Ayuntamiento de Mieres y el control del ganado «foráneo o clandestino». Esto se redacta para poner coto al ganado de León, ya que aunque las pedanías de Candemuela, Villargusán, San Emiliano y Pinos tienen derechos adquiridos para pastar en los puertos de Río Tuerto, La Cantarilla, Cueva de los Puercos, La Cubilla, Los Navares y Vega de Gorgaveros, los asturianos creen que no hay ningún control de acceso y que son ganaderos de muchos otros pueblos los que están aprovechando los pastos «con total impunidad», de ahí los constantes desencuentros.

Entre las funciones se especifica también el control de las placas fotovoltaicas que suministran de energía las instalaciones, de la fosa séptica, de la estación depuradora, de la mangada y de la corrala exterior de la casa de Mieres, inmueble que está siendo en la actualidad causa de litigio en los tribunales entre León y Asturias.

«Como se puede observar Mieres sigue colonizando Babia con el consentimiento de la Junta de Castilla y León», denuncia la asociación.

Precisamente, este martes se constituyó en la delegación territorial la primera mesa de trabajo para defender los intereses del Puerto de Pinos, una iniciativa que fue aprobada el año pasado en las Cortes de Castilla y León a propuesta del PSOE de León.

Más de un siglo de conflicto cuya solución pasa por la expropiación

Desde hace casi un siglo los puertos leoneses de alta montaña de Río Tuerto, La Cantarilla, Cueva de los Puercos, La Cubilla, Los Navares y Vega de Gorgaveros, comúnmente denominados en su conjunto como Puertos de Pinos, mantienen en casi permanente conflicto a los ganaderos de las juntas vecinales leonesas de Villargusán, Candemuela, Pinos y San Emiliano, con los de la vertiente asturiana del municipio de Mieres.

El Ayuntamiento de Mieres adquirió los terrenos en 1926, comprados en subasta a la Fundación Sierra Pambley, aunque el principal valedor de la fundación, Francisco Fernández Blanco de Sierra y Pambley, dejó escrito en su testamento una cláusula que reconoce el derecho de pasto a las cuatro pedanías anteriormente mencionadas. El coste de dicha compra ascendió a 415.600 pesetas.

A pesar de ello, han sido muchos los conflictos vividos a lo largo de los noventa años trascurridos. Tan solo cuatro años después de la venta, en 1929, comienza la batalla por redimir a los ganaderos de las cuatro juntas vecinales leonesas de los derechos históricos de pasto y aprovechamiento que poseen, formalizándose a través de la demanda judicial que el Ayuntamiento de Mieres presentó en 1950, demanda que no fructificó, tumbando el Juzgado de Murias de Paredes el propósito del consistorio Asturiano en el verano de 1956.

 A partir de ahí, han sido muchos los intentos de Mieres de acotar los periodos de pasto de las reses leonesas siempre a través de reglamentos nulos de pleno derecho.

La única solución definitiva pasa por recuperar el territorio leonés, compensando económicamente el valor patrimonial de la titularidad estos montes públicos. En este sentido, la Diputación de León hizo en mayo de 2007 una detallada estimación del valor del Puerto de Pinos, dando como resultado un valor agrario de 315.397 euros y una valoración de las edificaciones de 526.574,91 euros. Debe tenerse en cuenta el alto valor ambiental y ganadero de esta zona ubicada en el Parque Natural de Babia y Luna.

Uso exclusivo para ganado del concejo

Con esta licitación, El Ayuntamiento de Mieres impone el reglamente dictado en 1980 para el gobierno, uso y disfrute en el puerto de Pinos, y que establece una serie de competencias extraterritoriales, cuya aplicación supone toda una ilegalidad en el territorio castellano y leonés, según establece la propia Ley de Bases de Régimen Local. En su punto número tres, establece que «toda la extensión del puerto de Pinos está para ser usada, sólo y exclusivamente, cono zona productora de pastos para la cabaña ganadera del Concejo de Mieres. Cualquier otro uso que se pretenda dar al total de esta superficie o a una parte que le reste eficacia a su rendimiento debe ser consultada con los sindicatos ganaderos y posteriormente sometida a la consideración del Pleno del Ayuntamiento de Mieres».

Ley de Bases de Régimen Local

Artículo 12.

1. El término municipal es el territorio en que el ayuntamiento ejerce sus competencias.
2. Cada municipio pertenecerá a una sola provincia.
[…]

Artículo 25.

1. El Municipio, para la gestión de sus intereses y en el ámbito de sus competencias, puede promover actividades y prestar los servicios públicos que contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad vecinal en los términos previstos en este artículo.
2. El Municipio ejercerá en todo caso como competencias propias, en los términos de la legislación del Estado y de las Comunidades Autónomas, en las siguientes materias:

a) Urbanismo: planeamiento, gestión, ejecución y disciplina urbanística. Protección y gestión del Patrimonio histórico. Promoción y gestión de la vivienda de protección pública con criterios de sostenibilidad financiera. Conservación y rehabilitación de la edificación.

b) Medio ambiente urbano: en particular, parques y jardines públicos, gestión de los residuos sólidos urbanos y protección contra la contaminación acústica, lumínica y atmosférica en las zonas urbanas.

c) Abastecimiento de agua potable a domicilio y evacuación y tratamiento de aguas residuales.
d) Infraestructura viaria y otros equipamientos de su titularidad.
e) Evaluación e información de situaciones de necesidad social y la atención inmediata a personas en situación o riesgo de exclusión social.
f) Policía local, protección civil, prevención y extinción de incendios.
g) Tráfico, estacionamiento de vehículos y movilidad. Transporte colectivo urbano.
h) Información y promoción de la actividad turística de interés y ámbito local.
i) Ferias, abastos, mercados, lonjas y comercio ambulante.
j) Protección de la salubridad pública.
k) Cementerios y actividades funerarias.
l) Promoción del deporte e instalaciones deportivas y de ocupación del tiempo libre.
m) Promoción de la cultura y equipamientos culturales.
n) Participar en la vigilancia del cumplimiento de la escolaridad obligatoria y cooperar con las Administraciones educativas correspondientes en la obtención de los solares necesarios para la construcción de nuevos centros docentes. La conservación, mantenimiento y vigilancia de los edificios de titularidad local destinados a centros públicos de educación infantil, de educación primaria o de educación especial.
ñ) Promoción en su término municipal de la participación de los ciudadanos en el uso eficiente y sostenible de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

3. Las competencias municipales en las materias enunciadas en este artículo se determinarán por Ley debiendo evaluar la conveniencia de la implantación de servicios locales conforme a los principios de descentralización, eficiencia, estabilidad y sostenibilidad financiera.

4. La Ley a que se refiere el apartado anterior deberá ir acompañada de una memoria económica que refleje el impacto sobre los recursos financieros de las Administraciones Públicas afectadas y el cumplimiento de los principios de estabilidad, sostenibilidad financiera y eficiencia del servicio o la actividad. La Ley debe prever la dotación de los recursos necesarios para asegurar la suficiencia financiera de las Entidades Locales sin que ello pueda conllevar, en ningún caso, un mayor gasto de las Administraciones Públicas.
Los proyectos de leyes estatales se acompañarán de un informe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en el que se acrediten los criterios antes señalados.
5. La Ley determinará la competencia municipal propia de que se trate, garantizando que no se produce una atribución simultánea de la misma competencia a otra Administración Pública.

Share

Feb 072018
 

Hartazgo de errores. Busdongo en Burgos, Arbas del Puerto en Asturias, el puente Fernández Casado de la AP-66 como icono del Principado… Y a la gente de León, castellana. La proliferación de errores con la geografía y el territorio leonés se han disparado y disparatado. Muchas voces dicen que no es casualidad.

07/02/2018

 León (casi) desaparece del mapa -
León (casi) desaparece del mapa

ANA GAITERO | LEÓN

Como si León hubiera desaparecido del mapa. O casi. Lo que empezó en una larga y cansada polémica por la apropiación que hace Asturias de Picos de Europa cuando se trata de territorios leoneses, se ha extendido como un sarpullido.

La frontera entre Asturias y León ya no es el Negrón, donde están los carteles oficiales. El puente Fernández Casado, en la AP-66, se ha convertido en un símbolo del Principado y se usó estos días para ilustrar la información de la Asturias helada. La AP-66, entre León y Campomanes, es llamada autopista del Huerna y la comunicación de Asturias no es con León sino con la Meseta. «Es como si dijéramos que León tiene rotas las comunicaciones con el mar», alega Fernando Cano Población, un boñarense que lleva años ‘coleccionando’ postales con paisajes leoneses que aparecen situados en Asturias.

Está indignado. Los ha repartido a políticos leonesistas de unas y otras siglas, al servicio de Turismo de la Diputación. Pero nada… De la letra impresa se ha pasado a los rótulos de los telediarios, especialmente en la información meteorológica, y a la ausencia en las aplicaciones de localización. Los días de nieve, que atraen como imanes a las montañas a las teles, han situado a Arbas del Puerto y Busdongo, dos pueblos leoneses separados por 3,9 kilómetros de distancia, del municipio de Villamanín, a más de 200 kilómetros, al ubicar al primero en Asturias y el segundo nada menos que en Burgos.

«Tanta confusión no es gratuita ni casual», asegura Alicia Valmaseda. El problema, añade, es que «ningún político defiende la territorialidad leonesa y se puede decir impunemente cualquier cosa». O dicho, gráficamente, «cuando un león está herido todo el mundo le da zarpazos», concluye la coordinadora de ComunidadLeonesa.Es.

Es otra de las ciudadanas que no se cansa de escribir y hacer pedagogía con el territorio leonés. Con poco éxito. La última carta la remitió a Televisión Española tras argumentar la cadena pública que llamar castellanos a los leoneses es una «técnica narrativa». «No nos encontramos ante una equivocación sino ante una manipulación consciente y programada cuyos motivos no alcanzamos a comprender», afirma en la misiva.

«León existe», recalca. Para quienes lo ignoran, recuerda que el segundo cuartel del escudo de España está ocupado por un león. «El problema es que León no ruge», sentencia.

«Geográficamente, León no es difícil de identificar, pero hay cosas que han calado en el argot y son imposibles de desmontar», señala José Cortizo, director del Departamento de Geografía de la Universidad de León. Pone como ejemplo, la acepción «cornisa cantábrica», tan usual, «es un abstracto, geográficamente no tiene sentido y ahí lo tenemos», añade. La banalización y la falta de preocupación por contrastar la información son algunas de las razones que arguye el profesor de Geografía de la Universidad de León, José Cortizo, para explicar las meteduras de pata con el territorio leonés y otras muchas que ha detectado a lo largo del tiempo. Los mapas de la información meteorológica son otro ejemplo de imprecisión y falta de rigor en la era de los satélites. «León ya ni aparece y Pamplona lo sitúan al lado de Valladolid», indica.

Apunta el profesor a razones más altas. La desidia de la administración y en particular de la Junta de Castilla y León que en sus propias guías adolece del rigor debido. Poner a Picos de Europa en la zona de La Magdalena o seguir sin señalizar las reservas de la Biosfera o parques naturales de León mientras el Principado de Asturias se adelanta y coloca una señal al Parque de Somiedo en la salida de la AP-66 por Villablino, como ocurre desde noviembre, son ejemplos palmarios.

«Si no señalizamos, informamos, no valoramos lo suficiente. Hoy día ya no vale aquel dicho de que el buen paño en el arca se vende y además hay que darle un valor de cara a la población que reside en estas ‘reservas’», subraya.

El procurador leonesista Luis Mariano Santos ha recogido el guante de la reivindicación lanzada desde la Asociación Montaña de Babia y Luna para que se señalicen estos espacios. «Que se anuncie una reserva asturiana en la salida que es también el acesso a las reservas de Babia, Alto Bernesga y los Argüellos y Omaña-Luna debería avergonzar a los gobernantes y a todos los leoneses», asegura el portavoz de la asociación, que tiene intención de hacer una acción reivindicativa

La falta de señalización es «pérdida de PIB y abandono de los pueblos» y se suma a otras carencias como la ausencia total de las reservas y parques leoneses en aplicaciones de uso corriente como Google Maps y Apple Maps, denuncia la misma asociación.

En definitiva, hace más difusión un hostelero de Huergas de Babia, Pepe Moriscal, con las fotos que publica a diario en Facebook que todas las administraciones juntas, que hasta «se resisten a señalizar la carretera autonómica de San Emiliano a Pinos» o miran para otro lado en el alto de la Farrapona mientras Asturias la tiene niquelada y con todo tipo de servicios.

Luis Mariano Santos suma a la lista de errores comunes con lo leonés que la Denominación de Origen de los vinos Tierra de León sea atribuida muchas veces a Valladolid y a Sahagún, indubitada villa terracampina, sea identificada con la estepa castellana.

Para el político leonesista el desaguisado es fruto de los 35 años que «llevamos ninguneados y perdiendo identidad» por la política de la Junta de Castilla y León. «Es una forma perfectamente estudiada por los diferentes gobiernos del PP para que León pierda su identidad porque es lo único que les impide crear esa identidad artificial de lo ‘castellanoleonés’», apostilla.

Añade Santos un factor económico «sangrante» en el caso de Picos de Europa. «Durante muchos años se ha desviado la entrada de visitantes por Asturias o Cantabria y se ha desarrollado Potes y Cangas, y de la parte de León nadie gastó un duro pese a que es la que más población y territorio tiene», concluye. La UPL prepara un protocolo para que las instituciones de León para evitar el desastre. Que León desaparezca del mapa definitivamente.

Share

Ene 112018
 
Ical | 10/01/2018 – 14:48h.

El líder leonesista pide al consejero de Fomento y Medio Ambiente celeridad en Picos de Europa y Montaña de Riaño y Mampodre antes de la inauguración del nuevo tramo de la A-60. Lo hace tras la polémica del cartel de la autopista a Asturias que indica el Parque Natural de Somiedo en pleno Parque Natural de Babia y Luna.

El procurador de UPL, Luis Mariano Santos, presentó varias iniciativas a la Mesa de las Cortes en las que pide a la Junta que exija a Fomento la señalización, en las carreteras estatales, de los accesos a las Reservas de la Biosfera de la provincia de León y Parques Naturales (Babia, Valle de Laciana, Valles de Omaña y Luna, Los Argüellos, Alto Bernesga y Los Ancares Leoneses, y Picos de Europa).

El pasado mes de noviembre, el Gobierno de Asturias señalizó sus Reservas de la Biosfera en las carreteras estatales y, consecuencia de ello, fijó un cartel indicativo de la Reserva de la Biosfera de Somiedo en la AP-66, en el entorno de la salida dirección Villablino, en pleno Parque Natural de Babia y Luna.

Sin embargo, en la vertiente leonesa de la AP-66, donde se ha instalado el cartel anteriormente descrito, no existe ninguna señalización que anuncie el Parque Natural de Babia y Luna, que es donde se ubica, ni sobre ninguna de las reservas de la biosfera con las que comparte esa misma salida de la autopista.

Por otra parte, señala la formación en un comunicado, a lo largo de este año 2018, según las previsiones del consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones y del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tendrá lugar la apertura de un nuevo tramo de la autovía León-Valladolid, concretamente el que transcurre entre las localidades leonesas de Puente Villarente y Santas Martas. Por este tramo discurre la salida que da acceso tanto al Parque Nacional de Picos de Europa como al Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre. Por ello, el leonesista ha presentado una iniciativa preguntando a la Junta si tiene pensado instar al Ministerio de Fomento para que señalice los accesos a los mismos.

“Es lamentable que el Partido Popular, que lleva 30 años gobernando en esta Comunidad Autónoma, alabe el gran potencial de nuestro medio rural cada vez que tiene oportunidad, y sin embargo no haya hecho nada por promocionarlo y fomentar el turismo para que los pueblos puedan seguir manteniendo el empleo y frenar la despoblación”, señaló.

En la provincia de León, la falta de promoción de las Reservas de la Biosfera no es, para UPL, más que otro agravio respecto a otras provincias en las que la Junta sí promociona el turismo. No hay, apuntan, más que ver la falta de interés respecto a estas figuras por parte de la Junta teniendo en cuenta que, al proyecto de Presupuestos Generales para 2018, UPL presentó enmiendas parciales por importe de 140.000 euros para las siete Reservas de la Biosfera leonesas y fueron rechazadas por el PP.

Share

Ene 082018
 

Los endocrinos leoneses Elías Delgado y Alberto Díez organizan una ruta ciclista de tres días por Babia con cuarenta personas con diabetes de León y Holanda. El recorrido precede a un tour por Sierra Nevada. Quieren demostrar los beneficios del ejercicio intenso y la eficacia de los medidores de glucosa continua. (Diario de León)

08/01/2018

    • Parte del equipo que superó el reto del Mont Blanc en el mes de septiembre, con Elías Delgado (segundo derecha) al frente. DL -
      Parte del equipo que superó el reto del Mont Blanc en el mes de septiembre, con Elías Delgado (segundo derecha) al frente. DL –

CARMEN TAPIA | LEÓN

Dos leoneses se ponen al frente de pequeños y grandes retos contra la diabetes Mellitus tipo 1. El endocrino leonés de Riolago de Babia, Elías Delgado, y el berciano Alberto Diez eligen este año los paisajes de Babia para organizar en junio una actividad deportiva para demostrar que las personas con diabetes pueden realizar ejercicios intensos y que la mejor manera de controlarla son los medidores de glucosa continua, un aparato que la Consejería de Sanidad de Castilla y León no subvenciona pero que es de acceso público en comunidades como País Vasco, Cantabria y Castilla-La Mancha.

En la actividad, que cuenta con el respaldo de la Fundación para la Diabetes Española (FED) y la Fundación Holandesa Bas van de Goor (FBVG), participarán cuarenta personas holandesas y leonesas. Los dos leoneses

supervisaron por primera vez la salud de los participantes en un reto intenso en una de las rutas más exigentes del mundo, el Mont Blanc, organizada durante seis días en el mes de septiembre. Ahora programan el ‘Mini-reto Babia 2018’, una ruta de tres días en bicicleta de montaña con cuarenta personas con diabetes Mellitus tipo 1 supervisados por médicos especialistas en Endocrinología y Nutrición,

«Queremos demostrar que el ejercicio físico, además de ser una parte importante de las personas con diabetes, es una herramienta educativa de primer orden». Educativa porque las personas con diabetes aprenden a manejar su enfermedad en situaciones de ejercicio intenso «y les va a ser mucho más fácil controlar sus niveles de glucosa en su día a día. La calidad de vida del paciente mejora», asegura Delgado. El leonés ha dedicado los veinte últimos años a investigar la diabetes Mellitus, estudios que le han hecho merecedor de una silla en la Academia de Medicina del Principado como miembro correspondiente. Es, además, profesor titular de Medicina de la Universidad de Oviedo y jefe de sección de Diabetes del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Central de Asturias.

También grandes rutas

La actividad deportivo-educativa por tierras de Babia tendrá lugar en junio, el siguiente destino tras recorrer los paisajes del Pirineo y los Alpes. «Una vez finalizada la actividad deportiva tendrá lugar una reunión de formación donde los participantes expondrán los problemas concretos que han surgido durante el día y diversos profesionales en la materia realizarán charlas de formación para ellos».

Cada ruta tendrá la posibilidad de realizar tres grados diferentes de dificultad para que sea accesible para todos los participantes.

«Estamos elaborando un estudio, cuyas conclusiones todavía no están cerradas, que demostrará que los medidores de glucosa continua son la mejor manera de controlar la diabetes, en sustitución del pinchazo», asegura el endocrino de Ponferrada, Alberto Díez, pionero en solitario de estos pequeños retos en los paisajes del Bierzo. «La Consejería de Sanidad de Castilla y León no los subvenciona pero hay comunidades como País Vasco, Cantabria y Castilla-La Mancha que los tienen dentro de su cartera de servicios». Un aparato para medir la diabetes sin necesidad de pinchazo cuesta 135 euros al mes porque hay que cambiarlo cada 14 días. «Estas rutas de ejercicio intenso nos sirven para comprobar la eficacia de dos tipos de mediciones y los resultados son claramente mejores con los medidores de glucosa continua». Alberto Díez es desde hace un mes jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital El Bierzo.

Estudios

Elías Delgado ha liderado el primer gran estudio sobre la enfermedad en España, un trabajo multidisciplinar que ha contado con un equipo de treinta especialistas que chequearon la salud de 5.000 personas durante cuatro años.

«El mejor educador de una persona con diabetes es otra persona con diabetes que ha superado ese mismo problema», asegura.

En encuentro de personas con la misma problemática en un ambiente distendido y relajado hace que sea fácil que se pongan en común «preocupaciones, dudas y miedos y se compartan las soluciones se se han encontrado entre todos», asegura Delgado.

Compartir experiencias es el principal objetivo de las rutas como la que se organizará en Babia, es compartir experiencias para resolver dudas. «Es como entrenar y una puesta en contacto de las personas con diabetes, que se den cuenta que se puede hacer cualquier actividad. Nosotros, los médicos, vamos para resolver las dudas y controlar su evolución», asegura el berciano Alberto Diez.

Share

Dic 272017
 

Critican que la AP-66 sólo indique la salida a la reserva de Somiedo
A. DOMINGO | LEÓN DIARIO DE LEÓN

La Asociación Montaña de Babia y Luna criticó que recientemente se hayan instalado en la autopista León-Campomanes (AP-66) carteles informativos de la Reserva de la Biosfera de Somiedo en el entorno de la salida a Villablino, mientras que no figuran otros indicadores del Parque Natural de Babia y Luna y de las reservas de la biosfera de Laciana, Omaña y Luna, los Argüellos, Alto Bernesga por Aralla y los Ancares Leoneses, que comparten la salida de esta autopista, en territorio leonés, junto con la de Somiedo.

La asociación afirmó que la instalación de las señales informativas fueron asunto del último patronato del Parque Natural de Babia y Luna, además de diversos escritos que ha presentado el grupo en favor de esta medida, «sin que en la Junta de Castilla y León nadie se haya tomado la molestia de informarse del trámite que se debe seguir para indicar el parque natural, sin perjuicio de que se puedan anunciar otros lugares de interés medio ambiental».

«La vía más transitada»

Montaña de Babia y Luna acusó a la Administración autonómica de «falta de compromiso» y manifestó no entender cómo «la vía de comunicación que más tránsito registra no disponga de un indicativo en el acceso al parque, mientras que sí se anuncia una reserva del Principado de Asturias». El colectivo consideró «sintomática la falta de iniciativa a la hora de promocionar el turismo de León y del resto de la Comunidad». y, en cualquier caso, «de una pasividad proverbial».

Otro requerimiento de Montaña de Babia y Luna a la Junta de Castilla y León en el patronato del parque consistió en que se indique «en Google Maps y otras plataformas digitales» la situación del parque natural, así como de las reservas de la biosfera. «Seguro que existe un canal de comunicación y que es tan sencillo como remitir las capas en formato digital. ¿Cómo es que se indican en Google Maps otros espacio naturales de otras autonomías y no los que son nuestros?», se pregunta la asociación.

Share