Ene 272012
 

Miembros de UPL y vecinos de la zona colocan una enseña leonesa en la zona que Mieres pretende anexionarse y que las juntas vecinales reclaman la expropiación.

Son cinco kilómetros que se tardan en recorrer una hora. Sólo se puede acceder hasta el lugar en vehículos ‘todoterreno’ y, si llueve, a pie, en caballo o en moto de trial. Es el trayecto entre Pinos y el puerto que lleva su nombre, si se accede a él a través de la vertiente leonesa. No ocurre lo mismo si a este lugar se llega por la parte de Mieres, el municipio asturiano que reivindica anexionarse una parcela en suelo leonés para sus pastos.

 

Desde este jueves, “si nadie la ha quitado ya”, ondea una bandera de León que los miembros de la Unión del Pueblo Leonés (UPL), acompañados por vecinos del lugar, colocaron para reivindicar que esa zona es leonesa, después de acceder por un “camino de cabras” hasta el lugar, tal y como ha explicado este viernes el secretario general de la formación, Javier Chamorro.

Por ello, la formación llevará a cabo dos reclamaciones para solucionar esos dos problemas, el de la propiedad del puerto de Pinos y la accesibilidad a ese punto. La Unión del Pueblo Leonés pedirá a la Diputación de León el “arreglo del camino”. Se trata de una carretera que es competencia de la Junta de Castilla y León, pero para poder mejorar el firme de forma “urgente”, reclaman a la institución provincial que realice una “inversión pequeña” para arreglar la vía.

Por otro lado, se volverá a reclamar a la propia Junta de Castilla y León que “inicie los trámites necesarios” para llevar a cabo la expropiación del puerto de Pinos, donde se está produciendo una “ilegalidad clara”, porque el Ayuntamiento de Mieres “ejerce funciones propias fuera de su término municipal y de la propia comunidad del Principado de Asturias.

 

Javier Chamorro sostiene la bandera junto a vecinos y miembros de UPL.

Las vacas, “expulsadas”

Una parcela de terreno que el municipio asturiano utiliza para sus pastos. Incluso, los leonesistas, recogiendo los testimonios de los pastores de la zona leonesa, han denunciado que sus reses “desaparecen” cuando “llegan las asturianas”, seguramente debido a que los otros pastores “expulsan a las vacas fuera de ese terreno”.

Por ello, Chamorro ha apremiado a la Junta de Castilla y León a que busque la fórmula jurídica más conveniente para que esa zona “especialmente bella” regrese a titularidad leonesa y se puedan realizar actividades en ella para explotar el “enorme potencial turístico” en una zona que se encuentra en “declive demográfico”.

Share

Deja un comentario