Abr 122012
 

Panorámica del Puerto de Pinos, territorio de Castilla y León, de León y de Babia

Tal y como recoge El Correo de Gijón, el Ayuntamiento sigue defendiendo su derecho a regular el Puerto de Pinos. Tan previsible como ilegal.

CUENCAS

Mieres revisará los derechos de los ganaderos leoneses en Pinos

El ganado de la comarca leonesa de Babia lleva años pastando en el puerto Pinos, propiedad de Mieres, durante la época estival. El gobierno local asturiano respeta el derecho de estos ganaderos, pero ante las continuas críticas de estos, encargará a sus servicios jurídicos un estudio en profundidad sobre el número de profesionales y, sobre todo, de reses que tiene ese derecho sobre los pastos mierenses.
Los ganaderos leoneses se niegan a que los terrenos del puerto de Pinos adquiridos por el Consistorio mierense en una subasta pública acontecida en 1920 sean administrados por el ejecutivo del municipio asturiano y llevan años pidiendo su expropiación.
Más conciliadora es la postura defendida por el gobierno mierense, que ha intentado llegar en numerosas ocasiones a acuerdos para establecer un calendario de explotación conjunta de estos pastos, pero siempre ha sido infructuoso.
Ahora los tribunales asturianos han reconocido la potestad del Ayuntamiento Mieres para prindar ganado en dichos pastos, algo de lo que discrepan los ganaderos de la provincia vecina, que ya han iniciado una campaña para recabar apoyos a la expropiación.
Precisamente, en relación a dicho episodio, Rapiegu, el ejemplar de toro de raza Asturiana de la Montaña que fue expulsado del puerto podría ser sacrificado en los próximos meses si el Ayuntamiento de Mieres y su propietario no llegan a un acuerdo para que este abone el coste que ha supuesto cuidar al animal en este tiempo.
Primero, a subasta
El conflicto comenzó hace diez meses, cuando responsables del Consistorio mierense lo prindaron en el puerto de Pinos al considerar que no cumplía con el reglamento de pastos y lo recluyeron en un pequeño recinto de escasos cinco metros donde es atendido por personal municipal. Ahora se encuentra en el recinto ferial de Santullano. El propietario recurrió a los tribunales, pero la semana pasada, fallaron a favor del Ayuntamiento de Mieres.
Ahora, el ganadero puede pasar a recoger a Rapiegu, pero el Consistorio le reclama para ello el pago que ha supuesto su cuidado, lo que supondrá «varios miles de euros» indicaron fuentes municipales.
De no llegar a un consenso, el asunto llegaría a los tribunales. Si no efectúa el pago, el animal pasaría a ser propiedad del Ayuntamiento de Mieres, que tendría que adoptar una decisión. La primera sería sacarlo a subasta, pero, de no hallar comprador, el ejemplar tendría que ser sacrificado, ya que está generando una serie de gastos que «son innecesarios».
Mientras se resuelven estos trámites burocráticos, Rapiegu lleva desde septiembre de 2010 sin pasearse por las zonas verdes donde se crió. A pesar de ello, las personas que lo cuidan aseguran que está bien y que se mantiene con buen peso.

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)