Los bares de Babia, un servicio público comunitario

Hace años el príncipe Carlos de Inglaterra abanderó un movimiento en defensa de los pubs británicos. Sigue hoy la organización no lucrativa creada, que recibe el nombre de “pub is the hub“. Ayuda a los propietarios a mantener los pubs, a compartir funciones y usos, a seguir siendo un centro de reunión o actividad, que vendría a ser la traducción de hub. Y traemos esto a colación porque también el bar rural babiano y leones necesita un apoyo, un reconocimiento. Una atención por todos, vecinos, ya sean parroquianos asiduos o no; también de las administraciones. No sólo porque es el único centro de reunión que queda en muchos pueblos, sino porque prestan servicios extra-hosteleros, como puede ser internet. Y Babia no es una excepción, o a lo mejor, sí.
Si entras en El Moriscal, en Huergas de Babia, además de tomar un vino, comentar el partido del Real Madrid, o jugar la partida, Pepe, su gerente, te deja compartir su Adsl y podrás bajarte el correo o consultar tu facebook, además gratis. Así, el bar se convierte en un centro de reunión de los que si no somos aficionados al dominó o al tute, sí somos adictos a la conexión a las distintas redes. Pepe el del Moriscal, o Ángel el del Ubiña, en San Emiliano, se convierten en algo más que hosteleros amables, prestan un servicio que si bien los políticos dicen que es universal, lo es para aquellos afortunados ciudadanos que viven en lugares con buena cobertura 3G, o con Wifis accesibles, pero no para los vecinos o turistas en Babia.
Propongo iniciar una campaña para defender la función que los bares rurales cumplen o pueden cumplir para permitir el acceso de internet a todos. Primer paso, que se facilite la instalación de wifi en los bares rurales, como prestadores de servicio público que son.
Y, de paso, que alguien abra un bar en Riolago…

Share